Escolapios, epicentro del basket vasco

Emiliano, Mauraza… estrellas del siglo XX de nuestro deporte, que crecieron como hombres y deportistas entre Alameda Recalde, Ajuriaguerra y Henao.

Siglo XXI, un colegio muy bien reformado que a algunos ex-alumnos genera nostalgia, un club con más de trescientos jugador@s y un campus con un centenar de niñ@s cuya mayor pasión es el basket. Esta semana han tenido el mejor regalo, la visita de sus estrellas favoritas. Un trío de auténtico lujo, formado por el capitán Marko Banic, Alex Mumbrú y Raúl López. A l@s txikis les ha costado reaccionar, al ver tan cercanos a sus ídolos, y han disfrutado a tope con su humanidad y cercanía. Un lujo y una experiencia inolvidable.

El céntrico polideportivo se ha visto ocupado por flashes y cámaras, de diferentes medios de comunicación, que han aprovechado para preguntar a los jugadores sobre la actualidad deportiva del equipo, con “la revancha del jueves” y el sorteo de Euroliga en el horizonte.

Así, los internacionales han alternado las respuestas a l@s niños (sobre anécdotas, curiosidades y secretillos de vestuario) con inquietudes de adultos e ilusiones de toda una ciudad y territorio histórico volcados con sus hombres de hierro; eso sí, hoy francamente cercanos.

Y l@s txikis a lo suyo, como si hubieran estado en cientos de ruedas de prensa, ¡Bilbao se los merece!