Uno más de la familia

Así consideran l@s participantes del campus de este verano a Salva Guardia, que está derrochando simpatía y cercanía en su relación con l@s txikis. Pasa mucho tiempo con nosotr@s y para l@s peques es uno más, acostumbrad@s a que participe en los juegos, que vaya con ell@s en el bus, o que coma a diario en el campus.

La semana está triste en lo meteorológico, pero el frontón del Club Deportivo hierve de actividad, así como la piscina, por la que estamos pasando cada tarde. Tod@s estamos felices, l@s que juegan durante el año a basket, porque ven cómo mejoran en muchos detalles, de la mano de excelentes entrenadores, y quienes han tenido en este campus su primera experiencia con el basket, que lo están pasando de cine y ya han tenido su “flechazo” con el baloncesto.