¡Hay que repetirlo!

Los mayores tenían muchas esperanzas depositadas en su partido frente a los monitores, de cara a ganarles en la gran final que han disputado esta tarde. Los entrenadores han recurrido a “comunitarios” como Blanco, el director del campus de navidad, que ha venido a reforzarles. El trofeo sólo podía ser uno, la copa de Chupa-Chups.

Todavía nos queda camino para vencer a los adultos, pero a lo que ganamos a todo el mundo es a disfrutar a tope de cada una de las actividades que realizamos. Además de los entrenamientos y juegos deportivos, hemos gozado con cada taller, con el ajedrez en el que hemos retado al maestro, con el break-dance y el baile de Itxaso, con la magia y el snag, con la película y hasta hemos tenido suerte de ir a la piscina hoy que ha hecho cuando más calor.

Jugamos a fútbol mejor que la semana pasada, pero lo importante es que hemos mejorado pasándolo de cine y conociendo un montón de nuevos amigos. ¡El lunes volvemos!