Snag, fútbol y más

Hoy hemos seguido disfrutando del campus de fútbol de verano. Por la mañana hemos mejorado nuestros pies, al ritmo de Itxaso, para después trasladar esa cintura al fútbol, que es lo nuestro.

A los regates, pases, combinaciones y remates, hemos añadido juegos de habilidad y fútbol-tenis. Por la mañana, los txikis han jugado a snag, una de las sensaciones de este campus. Por la tarde los mayores se han animado con el break-dance. ¡Eso es agilidad!. Este otoño van a estar preparados para La batalla del año.

Teo ha sido “el héroe del día”, al sufrir un percance en el que se le ha clavado un cristalito. Hemos estrenado nuestro seguro médico, y ha vuelto de la clínica de Zorrotzaurre con dos puntos en la rodilla y un trofeo; le han embotado el citado cristalito incrustado.